Leopoldo, unleashed

leopoldo

Leopoldo’s office

It’s a rainy Caracas afternoon. Outside, the city begins to process the results of the recent mayoral elections that left the opposition dazed and confused. But the mood at Voluntad Popular headquarters is exultant. Years of tough political work have paid off with a number of mayoral positions for the young party, some in key districts.

In the midst of this resaca, Leopoldo López – founder of the party, former mayor of Chacao, former presidential contender, and sometimes enfant terrible of the opposition movement – sat down for an exclusive interview with Caracas Chronicles.

Leopoldo combines the physicality of a jock and the sharp brain of a public policy nerd. His energy and intensity can be infectious, but to some it can seem off-putting – too alpha-male for a society that doesn’t take easily to overachievers.

The conversation veered from how his party found its niche (more on that in a later post), to what the opposition must do now. With regards to the second topic, I ask him how the opposition plans to manage the coming economic crap storm.

“Basically, we need to build a dam around us … so that the debacle goes straight to the government.”

The answer throws me off a little. “Building a dam” basically suggests that the opposition, the Empire, capitalism … all of these will be blamed for the crisis. We will have to actively convince people … that the economic crisis is the government’s fault! Communicational hegemony has become so deeply embedded that even the obvious is in need of stressing.

We shift to talking about strategy.

“I have no doubt that if Henrique had taken the streets following April 14th, like many of us advised him to do, he would be President right now.”

Leopoldo’s talking points, which he has been repeating nonstop, sound like a battle cry for the opposition leadership. He thinks we won the April election and we weren’t prepared to defend our victory. As he keeps repeating, the strategy from now on should be a combination of street protests and elections, “calle y voto.”

To some, this means the knives are out, but he doesn’t see it that way. He and Capriles have not become enemies. He is asking for an honest, “humble” assessment of where we are and where we go from here. He clearly believes elections have consequences, and that December 8th should be no exception.

That is where he is now, in the tricky place where one recognizes Capriles’ many talents but does not shy away from criticism. He thinks the time is ripe for a debate on the right strategy moving forward, what with no elections on the horizon.

I tell him that, of the main opposition figureheads, he seems like the one who understands the country best, like the one who has thought about the issues more clearly. Does he feel the dynamic in the last few years has prevented him from engaging in a battle of ideas? Is he afraid to criticize others for the sake of unity? Is he scared to reveal himself as the smartest kid in the room?

He pauses, and squints. “I think the electoral dynamic the MUD has been trapped in for the past few years … has made it very difficult to have a real debate.”

Concerned over the possibility of being labeled an “attack dog” or coming across as overly wonky, he felt the need to dumb down the rhetoric. It’s obvious he has been hamstrung by what he considers an ill-gotten reputation for not being a team player, something he claims was part of a pre-meditated campaign to get him off the game.

That seems in the past, though. He stresses the need to lose our fear of debating ideas. Aside from his op-eds on oil, he wants to debate other issues: crime, mostly, as well as broader economic issues.

Of all the strategy options on the table, López is a firm believer in the Constitutional Assembly. There are four other options in the Constitution: resignation, constitutional reform, constitutional amendment, and a recall referendum. López prefers the all-powerful Constitutional Assembly.

The advantage, he says, is that a Constitutional Assembly is better equipped to survive anything chavismo might throw our way. It’s a goal that stands the test of the contingency. It’s also, he says, the best tool we have to unify the country. And finally, it is the only of the options that lets the majority revamp the country’s downtrodden institutions.

How will we make it? He says with current levels of voter participation and volunteerism we can collect 30 percent of the voter registry, double the amount required to trigger a Constitutional Assembly referendum. As for winning the Assembly, we are obviously not there yet, but he suggests the proverbial “dam” linking the looming crisis to the government might be enough.

In spite of his obvious disdain for the government, he is no radical, admitting there are elements within chavismo that we need to talk to and bring to our side, people that are an integral part of the system but whose interests can be better served by a transition. I was quickly reminded of Quico’s “suit up” strategy.

Alarmed, he warns against elements within the opposition that are getting used to the idea of living with Maduro until 2019, something he rejects outright. “It wouldn’t be right. The struggle against poverty, against drug smuggling, against irregular groups tearing into the fabric of our country … can’t wait six more years. It would be immoral to not do all we can right now.”

The gist, I tell him, is forging a consensus around this idea. Is your relationship with the rest of the opposition strong enough to withstand this debate?

He is almost surprised to hear me suggest this, as if it had never crossed his mind. Si vale, unity will be preserved. “We need to find a consensus on the strategy, and we will.”

Leopoldo is a complicated figure. Just as you’re tempted to dismiss him for his success and accompanying hubris, you are reminded of the real struggles he has gone through – namely, his being disqualified from political office without a fair trial. And lest you be tempted into thinking it has all been too easy for him, you learn, as I did, of the many days and nights courting voters in places like Elorza and Caripe.

Now, with significant political capital, and with an opposition in flux, he appears liberated, free to speak his mind and engage his allies in a spirited debate. In spite of the significant challenge he faces in convincing the rest of the opposition that his strategy is the right one, he has the wind in his back.

The next few months will show to what extent he is able to forge a new consensus around what he calls “a very changed MUD” … and whether he can do so without leaving too many scars along the way.

141 thoughts on “Leopoldo, unleashed

  1. Half my Venezuelan family has been photographed with this man and they live in places that have not been visited by another esqualido in the last century, if that. I have huge respect for him. He has paid his dues.

      • It’s a political slur coined by Chavez to refer to those who opposed him, painting them as a weak force without popular support. “Esa oposición escuálida”, “los escuálidos dicen [...]”

        A more recent political slur is “majunche”, also coined by Chavez, was used firstly to refer to Henrique Capriles Radonsky during his first presidential campaign (in 2012), and then extended to his supporters. “El Majunche este dijo [...]” (singular, referring to HCR), “los majunches andan por ahí [...]” (plural, referring to his supporters).

  2. Ummm…NO! This guy’s ego is so frickin’ inflated I can’t even begin to explain. Secondly, he is NOT the sharpest tool in the shed. Thirdly, his thirst for power and recognition is so off-putting. I used to think he was OK until he came to Boston to speak at Harvard…he just projects more like a soap opera actor than a real politician.

    • People used to say much the same thing about an American dude. Reagan, I think his name was. He was not much more than a soap opera actor.

      Yet his legacy is, rightly or wrongly, revered by much of America.

      Things and people change. What you see (or think you see) may not be what you get.

      • kudos for naming Reagan, in time like this, is good to remember that he is one the greatest American President in the last century.

        As Reagan, Leopoldo is not afraid to call of the BS in the other field. I wish he could just go a bit further than that.

  3. Canucklehead to Cocolito. That’s the range of my opinions on LL. Regarding LL’s coming across as a policy wonk, was that through his (ghost) writings? Or is his manner of speaking consistent with his published opinions, in recent months? Because up to the latter, I didn’t consider LL all that clever. Sure, he had a few good things to say, but his earlier, overwhelming need to self-promote was overkill. I agree with Canuckles though. LL’s efforts, over the past year, in places that need to be recognized as part of Venezuela’s fabric, and haven’t been, perhaps ever, are worthy.

    • I don’t know if his writings are ghost-written or not, but the guy clearly understands issues better than most. I paid attention when we spoke, and he wasn’t faking it.

      • Thank you. That gives me a better sketch. I forgot to say another attribute, LL for all his early narcissism, which normally comes with political territory, has done something truly unusual in Vz (oppo) politics: he has focused on his team members, if pre 8D ads are any indication. I like that. Inclusion is not just a word.

      • And it seems he’s got the teeth HCR is lacking… There’s a reason why the chavistas have blocked his efforts to become a national leader.
        And speaking about huge egos… This country seems to absolutely LOVE them, which reminds me of Bolivar and his toast in Guayaquil “to the greatest living men in the continent: General San Martin and Me”… More recent examples abound or have you forgotten Chavez already?

  4. Why would you change strategy if its working? The clear winner in these elections was LL with VP. If anything I think he should continue to strengthen the reach of VP particularly now that they have won enough alcaldias to be considered an equal player at the table and will have a more solid platform to continue growing. La perseverancia alcanza lo que la dicha niega.

    He should let MCM, OAP, DA, and others drive the Maduro-vete-ya charge.

    We can work with the current Constitution and it serves as a bridge to all Chavistas. As a common ground. I think we can get a lot more traction pushing to enforce it. Following it to renew the CNE, Contralor, TSJ, etc. I’m sure many base Chavistas would support calls to follow the “best Constitution in the World”.

    I would understand wanting to change it had the Comunal State been established in the Constitution, but as it is, it only needs minor changes. Even those on the far right will invoke article 350, which ultimately means that they accept the Constitution as legitimate. It also serves as a straight jacket for Chavistas. I know, I know, se la pasan por el forro… but in the end they are bound by it. I’m sure many of the more radical Chavistas would rather do away with elections as Fidel suggested. However they did hold municipal elections, which ultimately conflicts with their goal of building the communal state.

    • The problem isn’t the constitution. It’s the institutions.

      Even if HCR had taken the streets, and were president right now, things would not be peachy.

      The Supreme Tribunal, the Electoral Council, the Comptroller General, the Prosecutor General, the National Assembly, the Ombudsman, et al. behave in a partisan way. It could end up being a whole term trying to withstand the rest of the State, rather than ruling.

      • J, I agree.

        Had HCR taken to the streets and become “president”, he would have lasted lo que un peo en un chinchorro. Maybe he would have lasted a bit more than Carmona, but not much more. We continuously overestimate our strength and our support. I’ve read comments from people that were pissed that Rosales conceded so quickly!!!

        Chavez in 98 had the political capital to wipe out all the institutions with a Constituyente. We don’t have that kind of piso politico at this time. We simply don’t.

        I agree that the institutions have been hijacked by what amounts to a cartel, and it would be great if we could wave a magic wand to change them. However, the fact is that these people are entrenched and it will take great effort to move them an inch.

        At this point I think we have a better chance to use la bicha against them. Let’s force a change in the CNE following the Constitution.

        • But then he could pull an “April 13th Chávez”. The game would be provoking the institutions into crossing a big line, to justify a later crackdown (like a presidentially summoned constituent assembly).

          It’s a tricky game, but I don’t think much worse than the one we are playing.

          But that’s just suppositions on top of suppositions.

  5. Thanks for your work, Herr Nagel.
    Now, I suppose that thing was before López tweeted that about petrol prices, right?
    Firstly he simply said that was not good…only much later – and I suppose after some eye-rolling
    from some people, he “put it in perspective” by saying he was for price increases (so, just the contrary of what he had said) but only after we stopped with sending free petrol for Cuba and talked openly about blabla. Why couldn’t he have said that before?

    I repeat it again: we need to educate people. It is good that López visits all those places and listens to the people there but if he is not able to talk about things like petrol prices properly, what?

    Also:
    Can Leopoldo’s party challenge all the other opposition parties to publish a summary of their programme so that we can compare, just like people do in the civilised world, what is the difference between the parties beyond their leader?

    • People who enthusiastically share certain big ideas become fierce antagonists when they try to translate those big ideas into more specific details, Inevitably someone or another is going to get pissed off at some of those details , and become ferociously proud of how his belief in different details makes him right and believers in other details wrong . So if you want to keep a group united in the pursuit of a common goal , you are careful about the details , gloss over certain controversial details , and underscore those ideas which unite people and make them act together and not get enmeshed in stupid squabbles . So I dont necessarily favour advertising very specific programs , not only because of the controversies it causes but because on the way to translating them into specific policies and measures harsh and unpredictable reality appears and forces you to change them , adapt them to achieve the most of what people really want to achieve. As St Paul said of any one atttempting to make a message reach the most people “you have to be all thing to all men” .

      • I disagree. I DO believe that MUD needs to offer something. Granted, you don’t need to have all decrees typed up and published during the campaign, but you got to let people know what you’re going to do.

        Look at Bachelet, you may support her platform or not, but it was a clear platform: constitutional reform, make parliament more representative of the majority, raise corporate taxes, provide free college education, legalize abortion in cases of rape or incest, etc.

        So far as I can tell HCR’s (and by extension MUD’s) stances are: keeping misiones, maybe create new ones, keeping state companies in government hands, keeping CADIVI around, keeping the same exchange rate, leaving MERCOSUR and going back to CAN, shut down Petrocaribe and maybe ALBA.

        The rest is just running the everyday public administration: have armed forces do their jobs, have cops do their job, put money in education, put money in healthcare. There’s also the promise of less confrontation with everybody (business, workers, foreign countries).

        What are the big changes that will better everyone’s day to day life?

      • Sorry, but we have been spending 14 years without talking things through…even without thinking things through.

        I understand what Juan here says. I find it quite depressing and I have also thought whether Capriles understands these issues. And it seems he doesn’t and many others don’t and I am puzzled by that…you don’t really need to be a genius to grasp those things, but have some basic education, openness and actual curiosity, curiosity enough to delve into new subjects. We need that from our leaders.

        And we need them to use that information to set up an information campaign and attack the officialdom’s brain washing.

    • Kepler,

      Yes, this happened before the unfortunate comment on gasoline prices. Politicians will be politicians, I guess…

      The thing about Leopoldo is that he understands the issue, which makes it doubly disappointing to hear him say that “oh well, you don’t really need to raise gas prices if you just cut off the gifts to other countries.” It’s a tangle to get out of those positions, but deep down he understands the problem, knows what a regressive subsidy is, understands the opportunity cost of giving away free gas, etc. Capriles? Not so sure he knows all this.

    • As if there weren’t enough reasons to hate Ramos Allup already, he gives us this…

      “Pero en medio de esas medidas hubo algunos necios en la oposición que en vez de culpar al Gobierno por haber distribuido mal los dólares preferenciales para que se produjera toda esa especulación, salieron a defender a los comerciantes que especulaban. Esos que tienen todavía el paquetazo metido en la cabeza, que si el libre mercado, que si el liberalismo y que si la economía sin regulaciones trae la prosperidad y la felicidad general, como que se les olvidó lo que le pasó al gobierno de CAP. Los economistas que se dediquen a lo suyo, porque cada vez que le hacemos caso a los economistas terminamos poniendo la torta política.”

      BTW, one of the under-reported stories in this election: his wife came in fourth place in El Hatillo, behind the PSUV candidate.

      • My blood kind of boiled in that paragraph too. It might be that I just finished reading “La Rebelión de los Náufragos” and also read a while back Agustín Blanco Muñoz’ “Yo sigo acusando!”.

        Lo que le pasó al gobierno de CAP, Ramos Allup, es tú como jefe de la fracción de AD del momento contribuiste a destituirlo en conchupancia con sectores económicos e izquierdistas. Y tuvieron el tupé de usar como excusa, que CAP mandó un cuerpo élite de la Policía Metropolitana a resguardar a la presidenta electa de Nicaragua, Violeta Chamorro, quien no podía confiar su resguardo al ejército Sandinista.

        • Esa no es la verdad, J. Navarro. La verdad es, y lo que Mirtha Rivero no contó, es que CAP traicionó a sus votantes al ejecutar un programa totalmente distinto a lo que hizo en el poder (y que él debió saber, durante la campaña de 1988, que era inaplicable). Eso fue lo que hizo tan traumática la ejecución de las reformas neoliberales, que buena parte de AD se opusiera a las políticas de CAP II, y cosas por el estilo, además claro, de los errores en materia comunicacional de CAP, que pensaba que todos lo alabarían apenas la economía empezara a crecer.

          Si alguien debió haber ejecutado las reformas necesarias, era Eduardo Fernández, no CAP.

          Por cierto, no es que CAP mandó un cuerpo élite de la PM a resguardar a Violeta Chamorro. Es que el tipo DESVIÓ FONDOS PÚBLICOS DE SEGURIDAD a Nicaragua para la campaña presidencial de Violeta Chamorro, que no es lo mismo.

          • CAP no fue un santo. Y su “secretaria personal” mucho menos. Eso no quiere decir que su segunda presidencia no fuese gran paso en la dirección correcta, después del gobierno de Lusinchi.

            CAP tomó las medidas que el país necesitaba. Muy de coñazo? Sí. Sin comunicárse bien ni explicárselas a la gente? Sí. Pero eran las medidas correctas, grosso modo. La prueba de que no eran inaplicables, es que se aplicaron y dieron resultados a nivel macro.

            * Obviamente un país quebrado no puede regalar gasolina.
            * Obviamente un país quebrado no puede botar dinero en una CANTV que se demoraba 8 años en instalar una línea fija. La CANTV de hoy funciona porque no han terminado de dañar los procesos de CANTV privada.
            * Obviamente un país quebrado no puede estar desangrando dinero en un hipódromo que perdía dinero.
            * Obviamente había que desmontar RECADI.
            * La elección popular de alcaldes y gobernadores era una buena causa.

            Incluso si algún dinero venezolano se hubiese utilizado para la campaña de Violeta Chamorro (que no fue lo que se probó), derrocar el sandinismo en Nicaragua, a la vez que se detiene la guerra civil, es un fin heroico. Lo que se demostró, y es igual de heroico, es que un monto de unos 600 mil dólares fueron utilizados para cubrir los gastos del escuadrón élite de la PM que sirvió de escolta a la presidenta electa. Tal como atestiguaron varios expertos, la seguridad de venezuela no es sólo combatir malandros, en esa época centroamérica estaba en guerra civil y eso tiene consecuencias de seguridad sobre los países cercanos.

            Desgraciadamente, CAP dió anuencia al nombramiento de Escobar Salom y a una mayoría opositora en la CSJ. Esto contribuyó a la tormenta perfecta entre los típicos adecos como Alfaro Ucero y Ramos Allup, el oportunista de Caldera, la vendetta pendiente de Escobar Salom y algunos intereses económicos.

            Hay que recordar que a CAP lo imputaron por peculado y malversación simultáneamente (lo cual es contradictorio). Y que su falta absoluta fue aprobada por el Congreso antes de que culminase su juicio (dónde quedaba la presunción de inocencia?).

            Por cierto, ¿Estás queriendo decir que sí crees que las reformas había que hacerlas, pero que tenían que venir de la mano de Eduardo Fernández?

            • Pues sí, J. Navarro, creo que las reformas había que hacerlas, pero tenían que venir de la mano de Eduardo Fernández. Él tuvo un discurso mucho más cercano a la necesidad de reformas liberales en su campaña de 1988 -pues hubiera supuesto un retorno de COPEI a la época donde pedía menos estatismo, los años 60-, y no hubiera sido un shock social la adopción de un paquete neoliberal apenas asumir el poder -y de paso, hubiera podido echarle la culpa sin problemas a Lusinchi de las duras medidas-, además de que no hubiera puesto a un zamuro a cuidar la carne -que fue, en sintesís, lo que hizo CAP al nombrar a Pedro Tinoco presidente del BCV y lo que causó la crisis bancaria- y probablemente no hubiera sido tan confiado como CAP ante la perspectiva de un golpe militar. Al menos no le hubiera dado puestos de comando a los golpistas denunciados por Peñaloza.

              No niego que la segunda presidencia de CAP fue un paso en la dirección correcta, EN LO ECONÓMICO. En lo político, fue un desastre, por que se llevó por delante el sistema de partidos al destrozar la reputación de AD como “partido del pueblo” y no le permitió a COPEI volver a su lugar natural, el centro-derecha, obligándolos a tomar una posición seguidista de las políticas de CAP II, lo que hizo ver a Eduardo Fernández y Álvarez Paz como “partidarios del paquetazo” y les quitó toda fuerza como oposición creíble.

              Y lo que se probó es que se malversó dinero hacia la campaña de Violeta Chamorro, o en su defecto, para protegerla a ella durante la campaña -que sería más o menos lo mismo, ¿o acaso no es un gasto electoral el gasto en guardaespaldas?-. No niego que el proceso de juicio de CAP fue muy atropellado -como dices al decir que lo acusaron a la vez de malversación y peculado-, y movido más que todo por los intereses políticos de los amos del valle -y Caldera- que veían por fin su oportunidad de recuperar el poder perdido en la revolución de independencia, cuando fueron masacrados en gran medida los criollos.

              Y robar es malo sea la excusa que se dé para ello. ¿O acaso justificarías los robos de Chávez diciendo que a fin de cuentas, el dinero se malversaba en fines sociales -en plan Robin Hood, pues-?

              • Robo es si CAP agarraba los reales y los metía en su cuenta o la de su amante, o se compraba una mansión, etc. No me parece robo, no fue esa la condena.

                Malversación es si agarraba reales destinados a un fin de estado y los gastaba en otro fin de estado. De eso fue que lo condenaron. No creo que sea malversación, porque el conflicto en centroamérica tenía repercusiones de seguridad en Venezuela de la misma forma, aunque en menor medida, que el conflicto colombiano. Otro ejemplo es la doctrina Betancourt, durante la primera década del puntofijismo Venezuela apoyó a los partidos democráticos de la región porque sustituir las dictaduras militares por gobiernos civiles era indispensable para la viabilidad a largo plazo del sistema.

                En lo político, los venezolanos pudieron votar por primera vez por alcaldes y gobernadores. Lusinchi había nombrado gobernadores a los secretarios regionales de AD. Esto era necesario para que crecieran nuevos partidos (como MAS y la Causa R), y la gestión pública se descentralizara.

                En cuanto a COPEI y su espacio natural. Nadie dice que COPEI tiene que ser oposición de AD siempre. En Alemania, Merkel ha hecho coaliciones con el SPD. Si en COPEI estaban de acuerdo con CAP, bien pudieron apoyarlo, CAP bastante que se reunió con ellos. Si estaban de acuerdo y aún así rehusaron apoyarlo, sólo porque El Tigre perdió, no son más que unos mezquinos.

                Si Caldera se hubiese quedado como senador vitalicio y mentor de nuevas generaciones de Copeyanos, su legado sería: La constitución del 61, la democracia puntofijista, COPEI, la ley del trabajo y la pacificación de la guerrilla.

                Pero su ego hizo que el legado de Caldera sea: la destrucción de COPEI, el fin de 40 años de alternabilidad democrática, el fin de la constitución del 61 y el Chavismo.

              • Navarro, muy bueno todo, pero el comentario sobre Alemania…no sé, me parece un poco forzado. Recuerda que en Alemania hay un parlamentarismo. El CDU/CSU no puede gobernar solo (bué, habría sido sencillamente casi imposible).
                Usualmente ha preferido unirse al FDP, que ha venido de mal en peor y que esta vez ni siquiera consiguió el 5% de los votos nacionales, con lo que desapareció del Bundestag por primera vez en la historia de la RFA. Entonces el CDU/CSU tenía casi a juro que realizar una coalición con SPD o con los verdes, que ahora están más a la izquierda que hace tiempo o con los Die Linke, que son, para referencia, los del partido que apoya a Chávez en Alemania.
                La coalición con el SPD le ha costado al CDU/CSU tener que dar una serie de ministros claves.
                Además, han estado en negociaciones complicadísimas durante semanas. Recién ayer nombraron a la Merkel como nueva canciller (o cancillera, como diría nuestro augusto pressidente legííítimo).

                Para darte una idea: el Koalitionsvertrag o Acuerdo de Coalición es un documento de 185 páginas producido en estas 2, 3 semanas pasadas. Puedes bajarlo (en guachi-guachi) aquí.

                Venetiolaque?
                Pues en Venezuela ni siquiera hemos llegado al momento en que los partidos se dignen publicar de manera clara cuál es su programa concreto, cuáles son sus propuestas para nada. El mismo régimen chavista recién publicó un plan de desarrollo (supuesto) en 2007…aunque en realidad era un wish list.

                En Venezuela se desconoce tanto el concepto original de la palabra “debate” (público)
                como el significado de una cosa tan simple como “plan”.

                Es probable que el terminus technicus que mejor describa la civilización venezolana es “caimanera”. Cómo hacer para que haya estabilidad y transparencia en política ante semejante situación?

              • Fue malversación por que bien pudo destinar una partida claramente en los presupuestos para la seguridad en Centroamérica en vez de andar desviando plata dirigida a gastos de seguridad interna.

                No niego que fuera un enorme acierto político la descentralización, pero dejen de hablar como si eso fuera mérito de CAP, como si toda la sociedad civil venezolana, los partidos minoritarios y COPEI no lo vinieran pidiendo desde 1983. CAP fue el último en llegar a la fiesta y luego se quiso él llevar todo el mérito, qué bolas.

                Definitivamente no entiendes la transcendencia de la política. La gran coalición es de los peores errores cometibles en política (baste ver el derrumbe electoral del SPD tras su primera gran coalición con Merkel, y de esta 2da gran coalición creo que no van a quedar ni los restos) cuando se supone que los dos polos del bipartidismo representan efectivamente políticas distintas, y que en eso radica su rivalidad. Que sentido tiene hacer una campaña contra AD para luego aliarte con AD? Las grandes coaliciones solo tienen sentido en caso de grave peligro para la nación, como el gobierno de unidad nacional de Rómulo Betancourt o el gobierno de guerra de Churchill.

                Aún si Caldera hubiera decidido ser leal a su partido y dar paso a las nuevas generaciones, otro hubiera tomado el testigo en su lugar. El paquete igualmente hubiera fracasado, la única diferencia es que los golpistas de 1992 nunca hubieran sido justificados por un padre de la democracia, y probablemente no hubieran tenido la fuerza política y social que tuvieron.

                Repito, La rebelión de los náufragos no es precisamente la mejor fuente de lo que pasó en Venezuela entre 1989 y 1993. A fin de cuentas, es un libro muy parcializado hacia CAP, pese a que tenga la decencia de poner entrevistas al Tigre y Teodoro donde ambos le dan hasta con el tobo a CAP.

              • @Kepler: Cierto. Presidencialismo no es Parlamentarismo y Alemania no es Venezuela. Lo que quiero decir es que COPEI no está obligado por nadie a votar en el congreso contra el presidente de AD si están de acuerdo con las políticas que ejecuta.

                Además, las coaliciones también suceden en presidencialismo, como el chiripero de Caldera, o la presidencia de Betancourt, o el Uribismo, o el primer Polo Patriótico de Chávez (1999 -2000) o la concertación.

                Precisamente estoy criticando que la MUD haya decidido ahorita ponerse en contra de poner un poco más de orden en las cuentas públicas (subir la gasolina, devaluar), como para llevar la contraria.

                Es como aquello de “Si hubiesen dicho Federación, nosotros hubiésemos gritado Centralismo”. (Guzman Blanco, creo)

                @Pablo: es una partida secreta, para gastos de seguridad de estado. Si es tan importante para tí que todas las íes tengan punticos antes de promover la democracia, entonces lo que cabría por no crear una partida explícita o algo así, es una sanción administrativa, si acaso; más bien un llamado de atención.

                Para ponerlo en contexto, con plata de los venezolanos, Lusinchi compró jeeps para hacer campaña (la de CAP). Eso sí es robo. Y amerita cárcel, pero fue pura bulla, y Lusinchi no quedó ni aludido. Y con RECADI nada más fue preso un chinito. Lo cual refuerza que lo de CAP fue un linchamiento político.

                Me parece mezquino el comentario sobre las gobernaciones y alcaldías. Lusinchi tuvo la misma oportunidad que CAP de hacer esa reforma y no quiso hacerla. Y los anteriores presidentes no tuvieron ni la inquietud. Esa reforma debilitaba el poder del presidente, y CAP estuvo dispuesto a ceder ese poder. El mismo OAP reconoció que CAP no tuvo problemas ni peros para coordinar con él. Tu crees que Chávez o Maduro habrían promulgado esa reforma?

                A El Tigre le reconozco que, a diferencia de Caldera, pudo poner la democracia antes que sus ambiciones personales y respaldó a CAP después del golpe.

                Las grandes coaliciones son excelentes para el electorado. La legislación que promulgan suele ser poco controversial (incluso justa), traen estabilidad política porque no se está haciendo y desaciendo todo cada 4-5-6 años y toman en cuenta a un amplio espectro de la población, no sólo la mitad más uno. La gran coalición más exitosa de la región es la Concertación que hizo un buen trabajo en el Chile post-Pinochet sin mayores sobresaltos mientras Pinochet estuvo vivo.

              • @J. Navarro: otros ejemplos de gobiernos de coalición en Venezuela podrían ser el gobierno de Amplia Base de Raúl Leoni, o el segundo gobierno de Chávez (pues que yo sepa, PODEMOS y el PPT tenían sus ministros en dicho gobierno, como Aristóbulo).

                Volviendo al tema de la partida secreta, era una partida secreta del Ministerio del Interior para, obviamente, gastos en seguridad INTERNA. Destinarlos a seguridad externa es malversación, y por eso CAP se mereció lo que le pasó. Que no niego que fue un linchamiento político, que en este país siempre fue díficil -cuando no imposible- castigar la corrupción, y que Ciliberto salió ileso del caso Jeeps, o Lusinchi de las abultadas cuentas mancomunadas que tiene junto con Blanca Ibañez, y de RECADI mejor ni hablemos. Que no niego que lo de CAP fue mucho más una vendetta política que aplicación de la justicia. Pero de que el tipo era culpable lo era.

                Es cierto que Lusinchi pudo promover esa reforma y no lo hizo, pero también es cierto, y bueno es preguntarse eso, si CAP hubiera podido ganar en 1988 si no hubiera prometido la descentralización, debido a la amplia voluntad popular que había a favor de ella. Una voluntad que aún hoy existe y que hizo que Chávez, pese a su centralismo, nunca eliminara la descentralización. Y mira que te habla un zuliano, que valora bien los esfuerzos que hicieron gente como Álvarez Paz o Rosales en pro de la Zulianidad.

                Y las grandes coaliciones, repito, son un desastre político. Primero, la Concertación no es una gran coalición, a menos que creas que el PDC chileno es de derecha. Son partidos de centro (como aquí lo son Primero Justicia y Voluntad Popular) aliados con la centro-izquierda (que acá serían Avanzada Progresista, UNT o AD). Aquí lo que hace a la MUD una gran coalición es la existencia de sectores minoritarios de derecha y extrema izquierda (María Corina, Cocchiola, Bandera Roja)…

                Segundo, las grandes coaliciones suponen la alianza de dos polos antagónicos, totalmente opuestos, la derecha y la izquierda. Eso las desacredita a ambas electoralmente, como pasó con el breve gobierno de unidad nacional que lideró CAP durante algunos meses de 1992 tras el golpe de Chávez.

                Si un país para tener continuidad administrativa necesita una gran coalición, vamos mal. ¿Acaso en USA o Francia no hay continuidad administrativa pese a no haber grandes coaliciones? Si un país, para tener respeto a la voluntad de las minorías y que el gobierno piense en ellas a la hora de gobernar -como pasa en USA, Japón o el resto de Europa sin grandes coaliciones-, necesita una gran coalición, vamos mal. O sea, que Alemania no es precisamente la democracia avanzada que suelen pintar…

              • @Pablo: Para mí gran coalición no se define por la distancia ideológica entre sus socios, sino por la amplitud del electorado que representan (por eso también los llaman de unidad nacional), es decir: si el gobierno está en manos de una alianza comunista, ecologista y neonazi (exageración) que sólo abarca la mitad más uno del congreso y un 50% del electorado no se referiría a ese gobierno como una gran coalición sino como una coalición a secas. En cambio si un partido laborista, uno feminista, uno ecologista y uno LGBT acaparan 75% de los curules y 80% de los votos, sí podría ser considerado de unidad nacional por la representatividad de la sociedad que suman.

                Lo que es bueno para el pavo es bueno para la pava. ¿Por qué te parece de lo más normal que en chile la democracia cristiana se alíe con el centro y la centro izquierda, pero te parece tan indeseable que COPEI, como partido socialcristiano, se alíe con AD y la centroizquierda? ¿Por qué AD+COPEI de 1989 no habrían de ser capaces de superar una crisis, así como la concertación pudo capear el Pinochetismo?

                En cuanto a si CAP habría podido ganar sin prometer la descentralización, tengo entendido que CAP promovió y firmó un pacto preelectoral con El Tigre y algún otro candidato (Petkoff? Velázquez?), comprometiéndose que ganase quien ganase se iba a dar seguimiento a la COPRE. Así que no creo que eso haya hecho diferencia a nivel electoral. Los dos principales candidatos decían estar de acuerdo con eso.

                No le veo el sentido a que reconozcas que fue un linchamiento político motivado por reconcomio y deseos de venganza, y que sin embargo tengas una actitud de “¿quién lo manda [a CAP]?” o “Él se lo buscó”.

                El hecho de si lo cometido fue o no malversación es controversial. Los expertos que testificaron apoyaron la tesis de que la paz en centroamérica tenía consecuencias en la seguridad interna, el indicador de si algo es seguridad interna no es sólo el destino geográfico de los recursos. Incluso si hubiese sido malversación, CAP pudo haber sido juzgado con todas las garantías e incluso pudo haber sido juzgado luego de que terminase su período.

                No le veo justificación MORAL (en contraposición a legal) a condenar a un presidente por gastar USD 600,000 en asegurar la transición democrática y pacificación de un país latinoamericano en guerra civil.

                Y yo no refería a continuidad administrativa, sino a la estabilidad política. EEUU no es muy buen ejemplo de estabilidad política hoy en día:

                * ¿No viste las noticias de que la administración pública estadounidense estuvo cerrada unos cuantos días por allá por falta de acuerdo en el presupuesto? A ningún ciudadano le conviene que el estado deje de prestarle servicios porque los dos principales partidos tienen un pissing contest

                * ¿No viste los reportajes sobre la posible rebaja de la calificación de la deuda estadounidense si las partes no se ponían de acuerdo para subir el techo de la deuda? A ninguna economía moderna le beneficia que suba el costo del crédito y la carga presupuestaria destinada a intereses sencillamente porque a los partidos les da la gana.

                * ¿No viste las noticias sobre la mayoría republicana de la cámara baja queriendo echar para atrás una reforma sanitaria ambiciosa que ni siquiera se ha terminado de implementar? A ninguna empresa le gusta que le estén cambiando las reglas de juego cada vez que viene una elección o toca aprobar el presupuesto de la nación.

                Cada vez que alguien piensa o dice “Coño, pero por qué estos políticos no se ponen de acuerdo y comienzan a trabajar?! Qué peo que a cada rato cambian todo!” Lo que ansía es estabilidad política y reglas de juego clara. Y eso se logra con consensos, que es una de las especialidades de las grandes coaliciones.

              • @J. Navarro: sé que tus ejemplos son exagerados, pero considerando la división de todas las sociedades en dos polos (derecha o izquierda, liberalismo o autoritarismo), creo que tus ejemplos están fuera de la realidad. Las grandes coaliciones son aquellas que se dan entre polos antagónicos, como el gobierno de guerra de Churchill, que supuso la alianza de conservadores, liberales y laboristas, no aquellas que se dan entre las fuerzas que representan la gran mayoría de la sociedad, pues esa gran mayoría nunca apoyará un solo polo como en el ejemplo al que haces referencia.

                Veo indeseable la alianza a finales de los 80 entre AD y COPEI por una simple razón: alguien debía efectuar las reformas neoliberales, y ese alguien debía ser COPEI. COPEI debía volver al centro-derecha en vez de seguir en el centro-izquierda y aliarse con AD, pues si no las reformas neoliberales no hubieran tenido éxito, como efectivamente no lo tuvieron. COPEI debía efectuar, debido a las circunstancias de este país (pues el espacio derechista en Chile ya lo había tomado el pinochetismo, por lo que la DC de allá giró hacia la izquierda), un giro hacia la derecha liberal, tal como lo hizo la CDU en Alemania con Kohl, o el gaullismo con Chirac, o el Partido Popular español.

                Digo que CAP “se lo buscó” por que su errónea política de hacerlo todo a los trancazos, y con una política comunicacional pésima, además de traicionar sus promesas de campaña, fue lo que le dio fuerza y gasolina a los que conspiraron contra él. Su malversación fue solo el último de una larga lista de errores que fue lo que determinó su fracaso, y no la conspiración contra él. CAP pudo haber vencido a los Notables y conseguido el apoyo popular, y no lo hizo. Por algo sería. Son sus fracasos en buena medida los que dan nacimiento al chavismo, por lo que debemos ser bastante críticos con él.

                No creo realmente que la paz en Centroamérica tuviera consecuencias en la seguridad interna de la nación, por lo que lo que hizo CAP fue una malversación. Por la cual debía ser juzgado lo más pronto posible. Para una vez que la justicia actuó en este país, aunque fuera movida por intereses egoístas, no vamos a entorpecerla y criticarla ahora…

                Por lo que sí hay una justificación moral de la condena de CAP. El bien pudo haber ayudado a Nicaragua usando otras partidas, de otro dinero. El fin no justifica los medios.

                Y sobre estabilidad política, sigue sin refutar los demás ejemplos de estabilidad política que le puse. Es cierto que ahora USA es un pandemonio por culpa del Tea Party -aunque finalmente parece que el Partido Republicano recupera la cordura-, pero sigue sin refutar los otros ejemplos -como Japón, Gran Bretaña o el resto de Europa- que yo puse. Y sobre Obamacare, yo no lo definiría ni de chiste como una reforma ambiciosa. Carajo, si no es en gran medida distinta a lo que promovió un gobernador REPUBLICANO hace años. Gobernador que fue candidato presidencial el año pasado. Obamacare hubiera sido ambiciosa si de verdad hubiera querido establecer un sistema de sanidad pública en Estados Unidos.

                Para los consensos en las materias REALMENTE IMPORTANTES (pues los republicanos están en todo su derecho legal de intentar derogar Obamacare usando su mayoría en la Cámara de Representantes), no se necesitan grandes coaliciones ni gobiernos de unidad nacional.

              • @Pablo: Y dale con que COPEI era el partido llamado por la providencia a hacer las reformas. El Tigre perdió. Sacó 40% de los votos y CAP 52%. Y entonces? No se hacían reformas porque no ganó COPEI. Venezuela tenía que seguir con desabatescimiento, colas para comprar comida, corrupción en RECADI, CANTV y otras empresas estatales desangrando al país, y todas esas cosas del Lusinchismo (que son tan cercanas de nuevo), hasta que COPEI se dignase en ganar una elecciones? No pana, había que hacerlo y COPEI perdió, le tocó a CAP, así es la vida.

                Echarle la culpa de Chávez a CAP es bien descarado. Si fueron Caldera y los notables quienes le hicieron apología, si fueron los medios los que le apostaron a la antipolítica, si fue Caldera quien lo amnistió; si la campaña se la armaron entre los notables, los medios, los trasnochados y los tirapiedras.

                Sobre tus otros ejemplos:
                * Japón ha estado bajo la hegemonía del Partido Liberal Democrático desde la posguerra hasta hoy. El partido opositor sólo tuvo una breve mayoría como por 2 años en 2007. La estabilidad en el poder, y las amplias mayorías que representa y que comanda en el parlamento hacen innecesario que entre en coaliciones, no obtendría ninguna ventaja.
                * Gran Bretaña justo ahorita tiene un gobierno de coalición, después de que el Laborismo se agotó, los Tories solos no podían con el gobierno y los LibDem necesitaban reformas, de ahí la coalición de Cameron con Clegg. Esa coalición le ha permitido capear la era post-tony blair al país mientras surja una mayoría cómoda.
                * Resto de Europa: La crisis económica hizo que se formaran por iniciativa propia gobiernos de espectro más amplio que de costumbre -aunque no unidad nacional- (como en Italia) o que fuese impuesto para poder acceder a auxilios (como en el caso de Grecia). La crisis que dejó Lusinchi bien ameritaba amplios acuerdos.

                La bipolaridad (o bipartidismo) es una desgracia. Enfrenta a la gente, azuza la mentalidad nosotros-ellos, promueve el revanchismo en la política (“ahora que por fin ganamos, los vamos a joder”), crea una falsa ilusión de escogencia entre dos partidos que se vuelven cada vez más similares (“la guanábana” en Venezuela, “todos los partidos son iguales”, incluso en EEUU hay el sentimiento de que privan los intereses especiales y no la ideología).

                Las fallas de ese modelo son las que nos han traído la multiporalidad, o pluripartidismo, el cual permite que ningún partido tenga audiencia captiva, porque hay numerosas propuestas electorales y el nicho de cada cual depende de las prioridades del votante, en lugar de tener el votante que depender de las prioridades de los partidos.

                Recuerda que Nicaragua era un foco en centroamérica. Guatemala y El Salvador también estaban en guerra civil. Las guerras generan caos, refugiados, esparcen la violencia, crean zonas sin ley, etc. Como ya había dicho, afectaba la seguridad de Venezuela de una forma similar al conflicto colombiano, aunque en menor medida. Creo que podemos estar de acuerdo en que el conflicto colombiano ha tenido graves consecuencias en la seguridad interna de Venezuela.

                La justicia implica que el castigo debe ser proporcional a la falta. En el contexto Venezolano, la defenestración de un presidente por usar USD 600,000 para pacificar un país y democratizarlo, ANTES de que se demuestre en juicio, mucho menos se agoten los recursos, es un injusticia. Más aún, si lo que supuestamente faltó fue un papel sellado y firmado o algo similar. No hubo daño al país por esto.

              • @J. Navarro: COPEI perdió por la insistencia de CAP en que tenía que ser de nuevo presidente, en que él creía que iba a hacer volver los tiempos de la Venezuela Saudita, por que si él no hubiera sido candidato, si no Lepage, hubiera ganado el Tigre. Si CAP no hubiera sido tan egoísta, metiéndose en un lío que no le correspondía resolver, COPEI hubiera ganado en 1988 y nuestra historia hubiera sido muy distinta.

                No digo que TODA la culpa de Chávez sea de CAP, pero sí buena parte. No en vano su traición a la voluntad popular, más de 20 años después, fue y es cacareada por el chavismo como fantasma detrás de la campaña de centro-izquierda de Capriles. Por no hablar de su aplicación a los trancazos de un neoliberalismo que lo desacreditó en toda Venezuela como opción política.

                Te recuerdo que:

                * Japón ha sido gobernado casi siempre por el Partido Liberal Democrático, sí, pero en coalición con un partido menor llamado Nuevo Komeito en los últimos años. Eso no quita el hecho que una buena porción de la sociedad nipona era y es contraria al PLD y no por eso se necesitan acuerdos de gran coalición en Japón.
                * Una cosa es el gobierno de coalición entre la derecha y el centro -que es el gobierno de Cameron- y otra son las grandes coaliciones.
                * Sigo sin ver en el este de Europa, Portugal, Irlanda, España, o Escandinavia, gobiernos de “espectro más amplio que de costumbre” -como si las alianzas formadas no fueran las habituales, a lo más hubo cierto desgaste del bipartidismo y ya, como en Portugal o España, que parece que habrá un gobierno de coalición en 2015- y sigo sin ver que ellos necesiten gobiernos de unidad nacional, que más bien han salido de forma fatal como el primer gobierno de unidad nacional griego liderado por el tecnócrata Papademos, que terminó tan solo generando una crisis política aún más grave de la que había, por no hablar del desastre electoral del gobierno Monti en Italia y lo que ayudó al surgimiento del Movimiento Cinco Estrellas.

                Yo no soy precisamente defensor del bipartidismo (el bipartidismo auténtico donde hay escogencia real, claro está), pero me parece una versión legítima de la democracia, aunque prefiero el multipartidismo. El punto es que haya bipartidismo o multipartidismo, las grandes coaliciones solo deben ser en caso de verdaderas emergencias, y no por gusto como han sido las dos grandes coaliciones alemanas. Me temo que el SPD ha firmado su sentencia de muerte al aprobar el pacto con Merkel.

                No creo que las guerras civiles centroamericanas tuvieran mayor repercusión en Venezuela que unos cuántos emigrantes de allá para acá, como si eso afectara la seguridad INTERNA de Venezuela. Eso era un asunto de política exterior en una zona que podemos considerar de tradicional influencia de Venezuela en la región.

                Que no niego que la caída de CAP fue movida por intereses políticos. Pero no fue una injusticia. Fue una justa aplicación de la ley -excepto, claro está, la declaración de falta absoluta del presidente aprobada por el Congreso a fines de julio de 1993, que sí fue una violación de la Constitución y de presunción de inocencia en el caso CAP-.

              • @Pablo: Creo que no tiene sentido echarle la culpa a un político, como CAP, de querer ser presidente. Es lo más normal del mundo, la abrumadora mayoría de los políticos sueñan con ser presidentes. El hizo su campaña y ganó. El tigre hizo su campaña y perdió.

                Su designación como candidato de AD se decidió por los caminos regulares, hasta donde yo sé, sin chanchullos ni puñaladas traperas. Creo que vale la pena contrastar a CAP con Caldera, “el eterno candidato”, que también quería ser siempre candidato presidencial, pero a quien no le importó el costo que sus ambiciones personales tendrían: como debilitar la democracia justificando el 4F, o acabar con su partido cuando no lo respaldó, ni contribuir con el surgimiento de Chávez.

                Por otro lado, reconoces que había que hacer reformas, y le reclamas a CAP que las haya hecho. Reitero, ¿entonces que tenía que hacer CAP, según tú, al llegar a la presidencia? ¿Hacerse el loco y dejar todo como venía de Lusinchi? ¿Profundizar la crisis del país? Esa crítica no tiene mucho sentido.

                Eso de que CAP “traicionó” al pueblo es propaganda más que otra cosa.Los políticos hacen promesas de campaña, algunas se cumplen y otras no. Luis Herrera no hizo campaña prometiendo que un error ministerial iba a traer el viernes negro; Lusinchi no hizo campaña prometiendo que iba a innovar en materia de corrupción en el país, y que de verdad el control lo iba a tener su amante; Caldera 2 no hizo campaña prometiendo la “trimaldita” (que también era necesaria grosso modo, y que también ha sido demonizada a punta de propaganda), ni dejar que la crisis bancaria transcurriera así; y Chávez no hizo campaña prometiendo revivir el país que dejó Lusinchi.

                CAP tomó medidas impopulares pero necesarias, y sus adversarios decidieron poner sus intereses personales por delante del país, y aprovecharon de atacarlo.

                De nuevo, hay un amplio sector de expertos que considera que la guerra en centroamérica (El Salvador, Guatemala y Nicaragua) desestabilizaba la región y podía afectar la seguridad de Venezuela, o que se podían incrementar las intervenciones armadas de EEUU o de otros bloques en la región. Aunque a tí no te convenza este punto, el argumento existe.

                Tu consideras que el gasto en sí era válido, mas no la partida de la que se sacó plata; es decir que CAP sencillamente tuvo que haber hecho más papeleo para mover la plata de un bolsillo a otro, y luego sacar dinero de una hipotética partida para gastos en seguridad externa. Eso quiere decir que el problema para tí no es que haya gastado los USD 600,000 en defender la democracia, sino que no haya sacado esos USD 600,000 del bolsillo correcto.

                La ley no sólo tiene letra, también tiene espíritu y hay en los juicios se deben considerar factores mitigantes. Por ejemplo, comerse una luz roja es una falta y acarrea una multa, pero yo no estaría de acuerdo con un policía que multase a alguien que infringiese la norma por llevar a su esposa a la maternidad a parir, ni a un padre que la infrinja para llevar a un hijo tiroteado al hospital. Mucho menos si el policía en vez de aplicar la multa como es, lo que quiere es matraquear y pretenda llevarse el carro a la comandancia o dejarlos ahí parados por joder.

                Ese envío de un escuadrón élite de la PM a resguardar a Violeta Chamorro, no le causó ningún daño al país. No agravó ningún problema que tuviésemos ni generó uno nuevo. Incluso, si el fiscal general y la corte suprema estuviesen motivados por causas nobles, lo que cabía era una sanción administrativa como una multa, o un simple llamado de atención que llevase a uno de esos mini-escándalos que se acallan con que el ministro dimita. Pero no destituir a un presidente y mucho menos en violación del Derecho. Éste es el tema de que la pena debe ser proporcional a la falta.

                Dejé de lado el tema de coalición vs gran coalición, y los ejemplos internacionales para no alargar más aún la respuesta, capaz en otra oportunidad u otro hilo podamos profundizar esa discusión.

              • @J. Navarro: o sea, está bien que CAP quisiera VOLVER a ser presidente, pero no está bien que Caldera quisiera volver a ser presidente. Bonita contradicción, pues. Si él no hubiera sido candidato en 1988, otra hubiera sido la historia de Venezuela, así de simple. A fin de cuentas, CAP también se negó a dar paso a las generaciones jóvenes de su partido, a las que podría haber apoyado. Prefirió empeñarse en volver al poder, sin entender que su hora ya había pasado. Y que de paso, dicha hora había sido bastante perjudicial para el país.

                Podrá haber jugado limpio en comparación a cómo hizo Caldera para regresar al poder, pero eso no hace menos perjudicial su candidatura de 1988 y posterior presidencia. Para mí tan perjudicial como las maniobras de Caldera para ganar en 1993 y su posterior gobierno.

                De nuevo, no niego que las reformas de CAP II no fueran necesarias -al menos en su mayoría-. Pero pudo haberlas hecho de otra manera, con un enfoque más socialdemócrata -entiéndase, publicitando las reformas más como una lucha contra los privilegios de los ricos, como la eliminación de RECADI- y con una buena política comunicacional, que al menos le hubiera permitido completar su período.

                Una cosa es incumplir X promesa de campaña, y otra es incumplir todo tu programa de campaña y dar una vuelta de 180 grados, que fue lo que hizo CAP II. Por eso es que realmente se puede decir que él traicionó al pueblo venezolano, a sus votantes.

                Te repito, la guerra en Centroamérica no tenía consecuencias en la seguridad INTERNA de Venezuela. Era un asunto de política exterior y de seguridad exterior, de proteger las zonas tradicionales de influencia de Venezuela como potencia regional en América Latina. También existe el argumento del “sabotaje económico” y no por eso le voy a dar veracidad.

                Repito, las leyes de la época penaban la malversación, por lo que el castigo fue totalmente justo. La malversación claramente es un delito grave, por que supone el desvío de unos fondos que se supone estaban destinados a otra cosa. Es mentirle a la gente sobre en que se usa el dinero de sus impuestos. Por eso fue totalmente justo el castigo que se impuso a CAP. Por eso la malversación es algo mucho más grave de lo que te imaginas. No es una cuestión de sencillo papeleo. Con esa malversación, CAP había demostrado de nuevo lo poco que le importaba el pueblo venezolano realmente. Y eso suponiendo que de verdad tenía alguna clase de ideales, y no era meramente un oportunista que pretendía continuar lo hecho en su primer mandato (pues el lusinchismo, te guste o no reconocerlo, es heredero de la Venezuela Saudita y los “doce apóstoles”) y a quien las circunstancias obligaron a tomar otro rumbo. Repito, la ley es la ley, y el fin no justifica los medios. Por lo que no estoy de acuerdo con tu ejemplo. Uno debe saber respetar la ley incluso en condiciones extremas -que no eran las que pasaba CAP-.

                Y si has dejado el tema de coalición vs gran coalición, es por que obviamente te has dado cuenta de que las grandes coaliciones no son tan necesarias como lo crees.

              • Yo no creo eso, @J. Navarro. Yo creo que la insistencia tanto de CAP como de Caldera fue perjudicial para el país. Y que el shock social del paquetazo de CAP, a mi criterio, fue casi tan perjudicial para la nación como la traición de Caldera a la democracia en su discurso del 4F y a su propio hijo, COPEI, cuando se auto-excluyó de dicho partido para hacer su propia candidatura.

                No debió haber habido reelección en la República Civil, o de haberla, hacerla inmediata. Eso de una reelección tras 10 años fue una de las razones por las cuales no hubo relevo generacional en los partidos y por las cuales éstos se enquistaron y cogollizaron.

                CAP irrespetó a sus votantes al no usar para los fines que mencionas las partidas que debieron ser usadas en ello por que los votantes tienen derecho a saber en que se usa el dinero que ellos pagan en impuestos y en que se usa su parte de la riqueza petrolera nacional. Si es una partida secreta, no debe ser destinada a otra cosa que no sea su fin.

                No creo que fuera una equivocación. Ni siquiera CAP era tan idiota. Y oye, yo no estoy de acuerdo con las leyes injustas, pero pienso que deben cambiarse de forma democrática -a menos que violen los derechos humanos-, en vez de violarlas y luego justificarse con el fin de dicha violación.

                Por cierto, CAP no podía continuar con el lusinchismo por que ECONÓMICAMENTE ERA IMPOSIBLE, con las reservas a punto de agotarse. El lusinchismo, que por cierto, no era más que el remix del perecismo, de la Venezuela Saudita, de la Gran Venezuela de CAP I. Por más que en AD patalearan, CAP estaba obligado a hacer lo que hizo. De hecho, esa sería su gran justificación ante la posteridad para intentar justificar la traición de su programa electoral. Como si en 1988 él no estuviera enterado ya de la situación del país. A fin de cuentas, el chavismo caerá económicamente por más que en el PSUV se aferren al marxismo, tal como cayó la Unión Soviética, que perdió el tiempo necesario que podría haber usado para reformarse como hizo China durante el inmovilismo de Brezhnev, quien nunca quiso incomodar al PCUS.

            • Una disgresion sobre la designacion de Escobar Salom , quien estaba reconcomiado por haberlo CAP destituido del cargo de Canciller en anterior ocasion. A CAP le dijeron que no debia permitir la eleccion de Escobar ( lo que estaba en capacidad de hacer) por ser su enemigo declarado a lo que el respondio que precisamente por eso habia que dar una demostracion que la democracia venezolana habia llegado a un estado de madurez permitiendo su eleccion. (contado por un amigo que presencio el hecho) !! Que equivocado estaba !!

              • Escovar, no Escobar.
                Y conviene no olvidar que en la defenestración de CAP también intervino un personaje que, méritos literarios aparte, fue especialmente dañino en el terreno político: Arturo Uslar Pietri. Fue él quien movió los hilos para que CAP II nombrara a Escovar, que siempre fue su ‘protégé’.

              • El viejo Uslar Pietri… Cuando estaba en el colegio era siempre el intelectual Venezolano por excelencia. Ahora mientras más leo sobre el, más me decepciono.

            • @Pablo: Si dejé de lado el tema de las coaliciones es porque creo que no es tan trascendente en nuestro desacuerdo.

              Está igual de bien que CAP y Caldera quieran ser presidentes. Todo el mundo tiene derecho a sus aspiraciones. Lo que no está bien, es poner esa aspiración por delante de la democracia como hizo Caldera al justificar el 4F, ni tampoco me pareció bien que sentenciara de muerte a COPEI cuando prefirieron hacer primarias abiertas y el candidato fue OAP.

              Siempre hemos estado de acuerdo en que CAP no se comunicó bien con la población. Fue una de las primeras cosas que dije.

              No creo que lleguemos a un acuerdo sobre si la seguridad interna se veía afectada o no.

              Me parece difícil sustentar que CAP apoyó la pacificación y democratización de Nicaragua, enviando PM que escoltaran a Chamorro, con un costo de USD 600,000; como forma de irrespetar a sus votantes. Me parece, que es una explicación más sencilla parte de CAP estuvo involucrado en el proceso de paz desde antes de ser reelecto y que prefería una salida democrática al asunto, y que tanto él como sus asesores consideraban que sí era un asunto de seguridad de Venezuela. No veo razón para pensar que deliberadamente malversó esos fondos, en dado caso parece más bien un caso de equivocación. Aunque más que una equivocación, me parece que sencillamente usaron una excusa y si no hubiese sido eso hubiese sido otra tontería.

              Eso de usar la ley como excusa para hacer cosas injustas ha traído tragedias monstruosas a la humanidad. Y la aplicación selectiva de la ley ha sido uno de los escudos favoritos para justificar la discriminación política, racial, étnica, de género, etc. Agarrándose de tecnicismos.

              Lo legal y lo justo tienen sólo una pequeña área de solapamiento. Por ejemplo, el código penal vigente en venezuela prevee una pena de 6 meses a 3 años para una mujer adúltera, pero para el marido sólo se prevee pena si el hecho es notorio y va de 6 a 18 meses. Si de repente metiesen presa a una líder (femenina) de oposición por adulterio con condena de 3 años, sería claramente LEGAL. Pero también sería injusto porque es una ley discriminatoria hacia la mujer, y sería injusto o ilegítimo porque es una aplicación selectiva de la ley. Si la ley fuese ley y punto, seguiríamos siendo parte de España, y las mujeres y los esclavos seguirían oprimidos.

              Lo que no entiendo es, si estamos de acuerdo en que el gobierno de CAP 2 tomó las medidas que el país requería, sabiendo que eran impopulares y que lo enfrentaban a su partido; ¿por qué dices “Y eso suponiendo que de verdad tenía alguna clase de ideales, y no era meramente un oportunista que pretendía continuar lo hecho en su primer mandato”? Si hubiese querido continuar con el lusinchismo hubiese continuado con el lusinchismo, apoyos de AD no le faltaban.

            • @Pablo: Estoy de acuerdo en que la reelección es indeseable y, hasta cierto punto, en que eso afectó el relevo generacional. Los expresidentes harían bien en seguir el ejemplo de Betancourt y abstenerse de optar a la reelección.

              Sin embargo, creo que tu visión sobre todo el período es demasiado verde. Una pista es la insistencia en que sí había que realizar las reformas, pero que tenía que ser El Tigre, lo cual es un ataque al mensajero (CAP) y no al mensaje (las reformas): Así como la insistencia en que nada de lo que pasó durante CAP II le habría pasado a El Tigre. Si El Tigre iba a subir la gasolina eventualmente, es igual de probable que los transportistas se pasasen de vivos en Guarenas y que la gente se arrechase en el terminal. Es igual de probable que la PM estuviese en huelga por salarios y porque no querían tener oficiales de la GN como comandantes, por lo tanto es igual de probable que se utilizaran las fuerzas armadas para hacer frente a los disturbios y saqueos.

              Aunque la probabilidad de que Caldera quisiese joder al Tigre es ligeramente menor por ser del mismo partido, no puede darse por descontada ya que Caldera había querido ser el candidato en esa elección, y eso dañó la relación entre ellos. Por otro lado, Ramos Allup, Alfaro Ucero y Lusinchi habrían estado mucho más dispuestos a joder a El Tigre que a CAP. Así que la inestabilidad política en ese imaginario gobierno no puede ser descartada.

              Otro elemento que me hace pensar que tienes una visión verde sobre la época, es la mención a que el Lusinchismo es sencillamente la continuación natural de CAP I, como que si LHC no hubiese sido presidente entre CAP I y Lusinchi. Como si bajo LHC no se hubiese producido el viernes negro, como si LHC no hubiese creado RECADI, como que si los guisos de RECADI no hubiesen empezado antes de Lusinchi (aunque Lusinchi haya llevado la vaina a otro nivel).

              Reitero que no es tan clara la línea divisoria entre seguridad interna y externa. A mí me parece de lo más natural pagarle a un escuadrón de la Policía Metropolitana con fondos destinados a seguridad interna (las policías suelen estar adscritas a los ministerios de interior) independientemente de la misión que cumplan. Así como pagarle a los militares con partidas de defensa me parece natural así estén desempeñando funciones de índole civil (como patrullaje, lucha antidrogas y orden público). Por otro lado, si el conflicto centroamericano se dejaba crecer, amenazaba afectar la seguridad interna del país (por los refugiados, el tráfico de armas, la posibilidad de extenderse por la región, etc), tal como atestiguaron algunos expertos en el jucio de CAP. Bajo esos criterios no me parece que sea malversación. Pero incluso si el criterio de que esa plata sólo se puede gastar dentro de Venezuela fuese correcto, no creo que se pueda decir que CAP deliberadamente quiso violar las leyes, me parece que sencillamente utilizó un criterio distinto para determinar la partida correcta, lo cual representa una equivocación.

              Y aunque el fin no justifique los medios, el fin sí es relevante en un juicio. No es lo mismo matar por accidente, que matar por hacer justicia por propia mano, que matar por robar, que matar por diversión.

              Hablando del cambio democrático de leyes, durante el proceso judicial contra CAP, el Congreso estuvo por aprobar una reforma legal que hubiese hecho de la malversación una falta administrativa en lugar de un delito penal. La reforma se echó para atrás para que CAP no saliese absuelto. Eso no es justicia, ni es moralmente defendible.

              Lo que terminó de hacer traumático al período de CAP fue la intriga política y la destitución no el Caracazo. Ya se había logrado sanear una parte importante de las cuentas públicas, la economía había empezado a crecer, el gobierno había superado exitosamente dos asonadas militares (al igual que Betancourt), estaba entrando inversión externa y se abrieron espacios para que crecieran otros partidos. De haberlo dejado culminar, CAP pudo haber entregado un país sin toda la carga de distorsiones políticas y económicas que venía arrastrando.

              • @J. Navarro: hay varias diferencias fundamentales entre el Tigre y CAP que hubieran evitado el shock social del paquetazo -y quien sabe si hasta el mismo Caracazo, que no hubiera pasado de otro disturbio más en Guarenas-:

                1) El Tigre tenía absoluto control de su partido, siendo Caldera el único capaz de hacerle daño. Aún así es probable que hubiera tenido que negociar para alcanzar la mayoría parlamentaria en el Congreso. Es cierto que la oposición de AD hubiera sido bastante demagógica, pero El Tigre hubiera sabido como sobrellevarla, por que es mucho más fácil enfrentar un enemigo externo que interno.

                2) El Tigre hubiera hecho la política comunicacional necesaria que CAP no hizo y que en buena medida produjo el shock social, sumado a que él no habría despertado las esperanzas que CAP levantó al llegar al poder ni habría traicionado su programa electoral. Y no hubiera tenido un gobierno trufado de tecnócratas, si no que hubiera sabido ponerlos tras bastidores, como directores generales de los ministerios.

                3) Los golpes del 92, que tanto daño hicieron a la democracia (es una estupidez comparar un gobierno de los primeros tiempos de la democracia como el de Betancourt con el segundo de CAP, cuando se suponía que estaba consolidada la democracia y el fantasma del golpismo se había ido para siempre. Fue un shock psicólogico muy grande), se hubieran evitado gracias a un presidente más atento y desconfiado de las Fuerzas Armadas.

                4) No digo que El Tigre la hubiera tenido fácil. Pero estoy seguro que al menos hubiera evitado esa coalición que se dio de todo el mundo contra CAP y hubiera sabido no alienarse a todo el sector empresarial del país.

                Y no niego que hubiera habido un período de Luis Herrera entre CAP y Lusinchi. El punto es que Lusinchi intentó mantener la ilusión de la Gran Venezuela de CAP I y por eso solo empeoró las cosas.

                E insisto que fue malversación el gasto de dinero de seguridad interna en el conflicto centroamericano cuando no había peligro alguno de que hubiera una guerra civil en este país, ni había tampoco tráfico de armas en Venezuela. Insisto, se pudo haber pagado perfectamente con partidas de la Cancillería. El fin podrá ser relevante en un juicio, pero al final es solo un atenuante o un agravante, no te excusa de un crimen.

                Insisto, el que CAP hubiera continuado en el poder no hubiera mejorado nada. Empezando por que igual se hubiera dado la crisis bancaria, originada por ese amiguito de CAP llamado Pedro Tinoco.

              • @Pablo: Si el tigre fuese tan bueno comunicándose con la gente, habría ganado las elecciones…

                Y decir que El Tigre tenía absoluto control del partido, excepto por Caldera, tampoco tiene mucho sentido. Caldera era una de las personas más influyentes en COPEI, además de fundador. Su salida del partido, mató a COPEI.

                Por otro lado, me preocupa que una parte importante de tu condena a CAP provenga de la percepción de que si El Tigre hubiese ganado, todo sería color de rosa.

                Me parece igual de posible que El Tigre fuese más cuidadoso o menos cuidadoso que CAP. Así como me parece igual de probable que pusiese tecnócratas a cargo. No hay mucha experiencia ejecutiva por la cual juzgarlo.

                En cuanto a Tinoco, se puede especular, como hizo uno de los entrevistados para el libro, que precisamente CAP no habría dejado quebrar el Banco Latino como pasó, y que por lo tanto no habría una corrida bancaria y crisis como la que terminó habiendo.

                Lo que sí no es especulación, es que Tinoco, como ministro de hacienda bajo Caldera, era cercano a COPEI y hubiese entrado en la lista de candidatos a desempeñar funciones bajo El Tigre.

                Si CAP hubiese pagado con partidas de Cancillería, bien pudo Escovar Salom salir a acusarlo porque mandar policías al extranjero no era una misión diplomática y que esa plata debía gastarse en embajadas, consulados, cumbres, etc. Había una componenda para sacar a CAP y frenar las reformas, y cualquier excusa habría servido.

              • Es que no es cuestión de saber comunicarse con la gente, J. Navarro, las elecciones son cuestión muchas veces de demagogia, como lo fueron las de 1988. Por eso CAP ganó. Y con todo, CAP no tenía malas dotes comunicativas, y si no se hubiera confiado, tal vez hubiera podido convencer al país de su programa de ajustes. Pero luego del shock social generado, lo tenía mucho más cuesta arriba que El Tigre.

                Y el hecho que Caldera tuviera que irse de COPEI en vez de simplemente relevar al Tigre y Álvarez Paz es una muestra de que era el Tigre y no Caldera quien mandaba en COPEI. Con todo y el daño que le hizo a COPEI la marcha de Caldera.

                Yo condenaría igualmente a CAP no por que todo sería color de rosa -que no lo hubiera sido- con el Tigre. Si no por que consideró a la gente estúpida, e hizo todo lo contrario de lo que prometió en su programa, generando un shock social que dio nacimiento al chavismo. Con el Tigre o cualquier candidato de COPEI no demagogo en 1988 (como OAP) no hubiera pasado eso al menos. AD hubiera seguido siendo el “partido del pueblo”.

                Y sobre Tinoco, dudo mucho que el Tigre lo hubiera puesto en cargos de relevancia como hizo Caldera. A fin de cuentas, eso suponía asociarse a uno de los “doce apóstoles” de CAP, cosa que no se podía permitir El Tigre si no quería aparecer ante el país como un corrupto.

                Y sobre partidas de cancillería, me da igual lo que hubiera dicho Escovar Salom, que no niego que en buena medida lo que hizo lo hizo por venganza personal. CAP hubiera hecho lo correcto.

              • Pues el “control” del Tigre, no era tan férreo precisamente porque no pudo evitar la muerte del partido. Así como Alfaro Ucero, Lusinchi y Ramos Allup le retiraron el apoyo del partido a CAP; Caldera pudo haber matado COPEI durante ese hipotético gobierno del Tigre, y haberlo dejado igual de realengo.

                Lo que quería establecer es que la presidencia 1989-1994 no iba a ser fácil para ninguno de los 2 candidatos, porque ni AD, ni COPEI, ni los Notables, ni la izquierda, ni los sindicatos, ni los empresarios querían facilitar las medidas que hacían falta, porque afectaban sus intereses y eran impopulares.

                Y que el linchamiento de CAP dice más de corrupción y pequeñez de espíritu de los conspiradores, que de las muchas fallas que pudo haber cometido CAP.

                La historia la escriben los vencedores, y desgraciadamente los vencedores de ese período fueron los conspiradores. Por eso predomina el mantra de que la política económica de CAP (y no la de Lusinchi) es responsable del Caracazo, y que CAP fue juzgado por robarse un platero loco de la partida secreta (y no por gastar USD 600,000 en democratizar Nicaragua).

              • En realidad, la historia era muy distinta, @J. Navarro. Mientras gran parte del aparato de AD estaba en contra del paquetazo, y por ende, de CAP, COPEI estaba fuertemente bajo el control del Tigre. Con todo y Caldera. Caldera podría haber herido gravemente a COPEI, sí, pero no lo suficiente como para que el Tigre cayera como CAP. Recuerda que los golpes no hubieran ocurrido, que no se hubiera formado la coalición que hubo de todos contra CAP…

                Pues a fin de cuentas, no digo que el Tigre lo hubiera tenido fácil. Eso nadie lo niega. Lo que digo es que él al menos hubiera hecho un esfuerzo en política comunicacional, además de contar con muchos otros recursos que CAP no tuvo, entre los cuales estaban no tener que criticar las políticas de tu propio partido, no incumplir tus promesas de campaña, etcétera. Por eso digo que el Tigre lo hubiera tenido mucho más fácil que CAP -cosa no especialmente meritoria por otra parte- y que probablemente al menos hubiera logrado terminar el período y evitar los traumas sociales que dieron nacimiento al chavismo. Tal vez AD y COPEI hubieran muerto de todas formas, pero al menos no se hubieran llevado la democracia con ellos a la tumba.

                Y en cierta medida SÍ fue responsable la política económica de CAP del Caracazo. La política económica de CAP I, de la Gran Venezuela, de la Venezuela Saudita… venir a defender a CAP hoy en día es una soberana estupidez, luego de todos los errores que cometió, soberbio y arrogante, creyendo que todos le agradecerían sus acciones sin él molestarse en lo más mínimo en explicarlas. Defenderlo a él es defender los errores que dieron nacimiento al chavismo.

              • No se hubieran llevado la democracia a la tumba, si Caldera no hubiese indultado a Chávez. Chávez llegó al poder de la mano de Caldera, URD (Miquilena, JVR), el MAS (sin Petkoff), el PPT, El Nacional, Uslar Pietri, etc.

                No sé por qué te vas tan atrás, como si no hubiese habido nadie en el interím. Es cierto que CAP I fue un gobierno con muchísimo gasto público y unas cuantas irregularidades. Yo no me he molestado en defender CAP I. La defenestración de CAP II es el error y la injusticia que sí critico.

                AD y COPEI tuvieron 10 años para corregir todo lo que tú dices que CAP I hizo en 5, y lo que hicieron fue empeorar el país:
                * En lugar de aplicar las reformas necesarias antes, durante o después del Viernes Negro, LHC fundó RECADI y también comenzaron a arreciar los controles y la escasez.
                * En lugar de aplicar las reformas necesarias, Lusinchi montó sobre RECADI su versión de SUNDECOP para regular los precios de toda vaina, así como las fiscalizaciones para encontrar productos “acaparados”.

                Lo primero que había que hacer para aplicar las reformas era ganar la elección. El Tigre se quedó en ese paso.

                De haber podido votar en esa elección, no hubiese votado por CAP, porque habría pensado que iba a continuar el Lusinchismo. Aunque no habría votado por él, igual me parece que tomó las medidas correctas (aunque le faltó comunicarse más con la gente), y por lo tanto habría criticado (como hago ahorita) la conjura que se armó. Una de las cosas que le critico al COPEI de esa era es no haber podido darse cuenta de que el país necesitaba esas reformas y que a CAP le hacía falta mayor respaldo para culminar la tarea. Tú compartes la forma de pensar del COPEI de esa era.

                Ya decidiste condenar a CAP II y no creo que haya acción, argumento o evidencia que te saque de allí. Si CAP II hubiese seguido con el Lusinchismo de la forma que Maduro-GIordani-Ramirez insisten con el Chavismo, así acabe con el país; lo habrías criticado por no aplicar reformas. Como aplicó las reformas, lo criticas por no seguir su discurso.

              • Aún si Caldera no hubiera indultado a Chávez, alguien de su calaña similar hubiera llegado al poder. Ya la sociedad venezolana, como suele hacerlo en casos de emergencia, miraba al Ejército en busca de soluciones. Una de las peores costumbres de este país. Todos esos que dices hubieran igual apoyado al otro demagogo del que hago referencia.

                Es cierto que AD y COPEI pudieron corregir los errores de CAP I -aunque Luis Herrera lo intentó y fracasó ante la presión de la sociedad, se nota que le faltaron bolas ante las circunstancias-, y yo no les quito crítica por eso. Obviamente, se merecen mi crítica por eso, tanto Luis Herrera como Lusinchi -el más nefasto presidente de la democracia-.

                COPEI, no lo olvides, incluso llegó a ser parte de un gobierno de unidad nacional liderado brevemente por CAP. Y CAP no valoró en lo más mínimo semejante sacrificio político que desprestigió a COPEI como alternativa al gobierno, si no que lo despreció totalmente. Por lo que tus críticas a COPEI son injustas. Si el Tigre no pudo ganar las elecciones, es por que a fin de cuentas, pesaba más el recuerdo de la Venezuela Saudita. La segunda elección de CAP es uno de los errores históricos que ha cometido el venezolano en las urnas.

                Por eso condeno a CAP II, por, ya que estaba obligado a hacer las reformas por las circunstancias, haberlas hecho de una forma que pensaba que la gente era estúpida, y que no se les podía explicar nada

                No digo que sea loable la conjura que se armó contra CAP, pero el éxito de dicha conjura es en parte culpa de CAP y sus políticas erróneas. Desde su malversación de fondos, pasando por su inexistente política comunicacional, o su falta de interés en apoderarse del aparato adeco, al no apoyar a Héctor Alonso López en la elección de secretario general de AD en 1991, entre otras fallas, como no saber prevenir los dos golpes de Estado de 1992.

      • It is really so tiring we have to read, hear these kinds of statements.
        Perhaps if we had had TV channels and political venues where different “personalities” like AD dinosaurs and new politicos and politicians could debate, really debate, grill each other. I don’t we have ever had that.

        We have never discussed on an open venue, as far as I know, what went wrong with those times. It is like: AD are now on our side, ahora son familia, no lavamos ropa sucia de la familia

  6. I think you have to differentiate among extra-party and intra-party criticicism. LL is stll within the Unidad’s field. Alas, by making his crticisims public -which feeds the government’s propaganda machine (“Mesa de Alacranes” and all that) and the anti-opposition opposition)- he’s also vying for a leadership contest. It is a legitimate challeng from a legitimate contender in a legitimate and reasonable position.

    In that regard, notwithstanding his tactical differences, my problem with LL’s position -and this is my personal opinion- stems from two related facts: 1) the belief that we did win in April (everybody seems so sure of that; I’m personally less and less inclined to believe it; we came really close, though) and 2) the possibility that LL’s aforementioned position will drive him inward into the opposition field, entrenching people in the confort of percived chavista abuse and slights (which puts the responsability of our defeats in the PSUV’s abuse, and not in our growing-but-not-as-fast-as-you’d-hope support). Support a Constituyente, contest Maduro’s nationality, check the Esequibo and garner all those “radical” points, and I’m unsure you’ll garner votes outside the opposition (which, in some cases, seems superimposed, as they were never part of the opposition’s agenda).

    I would support any candidate, come the time such a national leadership is in place. I do believe, however, that only someone with less “oppo-cred” could run a succesful national campaign and aim toward necessary changes (just as Betancourt could defend an agreement with the Catholinc Church and Oil Industry alliances with the private sector, because he did not need to prove he was, well, left-wing enough). Leopoldo, and partly HCR (though much less, now, because his progressive credentials have stronger legs) have to drive up the populism in order to appear pro-people’s interests.

    In a nutshell: Leopoldo’s challenge is legitimate and due, and his arguments are his right, but perhaps a tad innoportune and not entirely valid. Moreover, I believe the only way the opposition platform could implement hardcore reform is to get someone with “progressive credentials”.

    P.D. I do not think progressive credentials come from party labels, necessarily.

  7. BTW, regarding the Esequibo issue: is it me or it feels a bit like politically-calculated scattered grandstanding? Regardless the actual adjudication by the Paris court (discussed at length in this very blog), the historical position of Venezuela is to contest the partition through peaceful means. Any unilateral action means war, and I am almost certain that the saliency of some distinguished members of the opposition into the matter, however honest it may be prima facie, might come from the hope that a nationalist agenda will pique the Military’s interest against the Chavez/Maduro government (which has certainly been morose in the matter).

    It might be a tall order, or an outright delusion, to think that the military (the current officialdom) would care more about frontiers than about, say, a foreign countries intrusion in our military complex.

  8. It’s interesting to think what % he could have achieved in the primaries 2 years ago had he not conceded to Capriles, unfortunately I think he has not even a remote conection with the poor for them to even consider voting for him, an image he needs to change asap if he has ambitions to hold public office, nevertheless it would seem that the goverment fear him more than Capriles, hence the irrational inhabilitation

  9. Would be really awesome if you could get LL or some other MUD (and even chavistas – other than the usual trolls :>)) to do one of your live shows on the blog, especially now that they have a little more free time away from the campaign trail (?).

  10. I think LL is the best speaker in the house. I don’t know if that translates as the “sharpest tool” though, but he’s good at speaking coherently, as opposed to HCR, who stumbles every time and gets off topic very easily, looking unprepared, and MCM, who seems to be reading a soap opera script all the time.
    That being said, I don’t believe that a smart, good manager and skilled politician (which is what Venezuela needs right now) has necessarily has to be a good speaker though. There are tools to fix that.
    As I don’t believe either that one person alone – a president – will fix this disaster. All of these guys must combine their skills and work together. HCR as president, LL as vicepresident or minister of internal affairs, and MCM as canciller.

    • The idea that popular leaders have to be ‘know it all’ experts in everything is a superstition from the XIX century epic love of men with heroic or napoleonic talents,Today thats nearly impossible , the field of government and economics is too complex and vast for any one man to master . what you need is someone like Reagan or perhaps Cinton good at proyecting or playing a believable leadership role with some sound basic understanding of things and wise enough to gather a good support team to do the actual work of policy planning and strategic thinking . No more heroes , No more supermen , Our cult of Bolivar led many to the cult of Chavez as the incarnation of one great super duper man whose genius allowed him to know every thing and decide everything !! Thats childish , lets get real. !!

  11. JC, if you want to understand why people do not like the guy, please read this again “I have no doubt that if Henrique had taken the streets following April 14th, like many of us advised him to do, he would be President right now.”

    This phrase sums it up, I beleieve that if Capriles would have protested I do believe that he would be president, but LL shows his class when he says “like many of us advised him to do”.

    BTW: JC you have a huge man crush on LL

    • Maybe “many of us” isn’t “the rich white descedents of criollo aristocracy”, but rather “MCM, some other people, and me”. It needs not be about class, but about factions.

    • Exactly.
      That sentence does tell you a lot about him, doesn’t it?

      There is no way to square this statement with a vision of LL as some brave truth-warrior, someone who is going to tell the truth to the opposition, let alone the rest of the country.

      He’s shallow, he’s callow, and I don’t care how many corners of Venezuela he visits, I don’t trust or admire him.

  12. Leopoldo López’ only skill is that he can shout well, and look charming for the ladies, fierce for the men, while doing it. The ultimate expression of the surface politics we can blame all our evils on.

    Man, seriously, fuck democracy.

  13. First of all, I’m not clear about what the meaning is of “political debate”! More and more, I find myself thinking that the fundamental basis of the political conflict is not “socialism”, but one of “anti-capitalism.” The conflict itself appears less and less to be about beliefs and ideas, and more and more to be a visceral distain of capitalism as a insurgency of western colonialism to be shedder off regardless of the economic and political costs.

    Therefore, I’m inclined to think of the current conflict as a power struggle that is more aligned with the rules of war than a debate of ideas. However, in war it is always more effective to win the hearts of the enemy then to bring them to their knees, and the oppo’s do not have the means or the will to bring Chavismo to its knees. That does not mean Chavismo is invulnerable. They definetly are with a horrible track record and a failing economy. However, ideas and even facts are not going to be effective resources in face of informational hegemony. More likely it will be external pressures vis-a-vis international financial institutions that Chavismo cannot control that will come to bare. What Oppo’s need to do now is impiment real institutions that perform and demonstrate the ideas, and not just debate them.

    • Very acute comment , ideas have become the surrogates of those badges of social identity that help us engage in moralizing self flattery and thrilling struggles for personal supremacy . Capitalism can be many different things but in its most basic form it is at the heart of how modern civilization functions , thus it is the lightning rod for any discontent , for anyone wanting to distinguish himself , call attention to himself as morally righteous because of their opposition to a satanized and simplified image of capitalism ( As freud called them : Civilizations discontents) . No system will yield perfect results that sattisfy everyone , no system will be devoid of flaws and the possibility of being abused , the important thing is whether it works at a certain level better than other systems and whether there is room to improving it to make it less deficient in those areas where it doesnt work so well .

  14. Those of us who have worked with Leopoldo know he is as authoritarian as Chávez. I am not sure this is the type of leader the opposition should be looking to. I will never forget that when he finished his last term as mayor of Chacao he went against the opposition’s consensus to make sure his puppet Emilio Graterón succeeded him. That is something that Hugo Rafael would have done [oh, actually he did do it]. Of course, I can’t deny that Leopoldo has spent a huge amount of money, time and energy trying to connect with Venezuelans that would not naturally support him or the opposition [I do hope he has stopped wiping his hand on his pant after shaking hands with people in the barrios, like he did when he visited Bucaral, Pajaritos, La Cruz and other slums in Chacao]. I believe our real hope are leaders like José Luis Machín Machín, the guy who just won in Barinas. We need opposition politicians that honestly connect with the lower classes, not “sifrinitos” that have no clue of what really drives and motivates the majority of Venezuelans.

    • If he was wiping his hands, and I have not actually seen the hand-wiping, or heard it reported before, maybe he was wiping them BEFORE shaking, because the poor guy sweats like crazy when he is campaigning in places like Barinas. I do that, otherwise people are going to connect with an appendage that feels disgusting and un-manly (and god knows if you do not shake with a dry, manly grip you are toast).

      I think the opposition needs people like LL and people like Machin. It needs everyone. And I speak with some authority when I say that LL has some blood ties out there in the boondocks that are not exactly sifrino. In all the right ways of course.

    • Sometimes that’s a sign of good management. Is his style affective? Do important things get done correctly on time because he is on top of people? Or is it something else?

    • I have to admit I am surprised at his performance as Metropolitan Mayor.

      I expected him to be a corrupt, inept, partisan politician, but I think he turned out to be OK. I think one of the best among the oldies.

      • I have a very close friend living abroad whom I admire for his very keen political intelligence, who long ago, before Chavez entered Miraflores, was of the opinion that Ledezma was one of the best political figures in Venezuela despite the fact that that at the time the powers that be had totally nullified his political prospects. At the time he was able to tell me 6 months ahead of time what was going to happen in Venezuelan politics . Reading Syd and Navarros assessment of the person I am reminded of my friend.

  15. Wow, I see a lot of skepticism toward LL in this forum. Had this been a focus group on LL’s chances, he could be worried.

    Alas, we should give him the opportunity of growing within the Unidad than fading outside it. VP should reap what is has sowed, through its hard work. Let’s welcome the debate.

    • He seems to be a polarizing figure, that’s for sure. I’d like to give him the benefit of the doubt. I do like the strategy of setting up a national party with the commitment of internal democracy. They seem to have made good on this promise and are starting to reap some results.

      When we complain about the health of our democracy we tend to forget that democracies are only as strong as its political parties. To improve the health of our democracy we need to start by improving the parties. His work in this regard is obvious.

    • Second time I read about this. I hope he comes to his senses.

      I think in current Venezuela, one has a better chance of finding the mithical El Dorado than forming a successful third way strategy.

      Ismael García’s PODEMOS hinted at that before-during-after the Constitution Reform Referendum, and then went oppo.

      PPT tried going third way right after recruting HF, and got 2% of the national vote in the parliamentary elections. They then chose to go MUD.

      It’d be a shame if he did something foolish, Avanzada Progresista has a role to play within MUD.

  16. Is a Constitutional Assembly the main Leopoldo’s proposal?!?

    Please Leopoldo, don’t tell me that. How many Constitutions have we had in our history? Every single Caudillo have proposed one. Are we better off than those countries with just one single respected Constitution? …NO.

    We do not need more laws, we do not need a new Constitution, we need a good government program with innovative and feasible ideas that will take Venezuela to the path of development.

    • Bruni,
      ¿Y cómo salimos del TSJ? ¿De la Fiscal? Podemos tener el mejor programa del mundo, pero el saboteo será tenaz.

      • Juan, we must resist the temptation to start over: yet another CA, yet another Constitution. This has been on and on and on for 200 years! It is a waste of time and it is always counterproductive (has Venezuela gained ANYTHING in the long run with the many Constitutions over Constitutions?) The way to remove the TSJ and the Fiscal is through the National Assembly. We must win back the National Assembly and that should be the objective of the opposition.

  17. From my personal experience with LL : Sharp, super smart, to the point, honest (to himself and his political motives … )
    A good player in any team to recover Venezuela.

    A major problem of our culture, the presidencialismo, if I am not the guy on top, it seems I have less value to the team…
    Happens in MUD, in PSUV, in asociaciones de vecinos, en los condominios, en todas partes conho.

    Venezuela does not need politicos at this time, but resistance leaders, by non violent and other means.

  18. Falta media hora para que hable el ya legendario Eudomar Tovar (o, como diría él, Eudomal Toval, del Banco Centrar). Your guesses about the Maduro inflation rate?

  19. Muy bonito todo, excelente que lo hayan entrevistado, buen thread, etc… solo una cosa… para un tipo tan fotogenico como LL, no pudieron sacarle una foto donde el tipo tuviese al menos uno de los dos ojos abiertos y asomara una sonrisita?… el pana sale con una cara de malandro de quinta que no se la brinca un burro…

Join the Fray

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s